Identificarse Registrar

Identificarse

En tanto duermes, en el sueño de los satisfechos,
es imposible evitar observarte.
Sé de tu descansar constante y sin sobresaltos

(alguna vez dijiste acerca de seguir haciendo el amor conmigo aún dormida);

yo que soy un obseso y aprovechado de ti,
te guardo en mi cabeza con la instantánea de mis pupilas,
las que no se cansan de verte;
aprieto tu carne y distiendo otras, juego con tus partes y eres mi muñeca,
de sexo explícito, adorable de tan aromado.

Cuando te exhibes para mí

(manoseando, retozando con el pubis y los senos; agitándolos para mí y mis deseos),

es cuando el fuego real de mí, existe.

Debes saber que ese incendio que ves no es otra cosa que tu propio resplandor,
sé que he hablado anteriormente de eso, pero no te queda claro.

No podría ser de otro modo

¿Acaso no recuerdas que me envolviste de poesía, como levantar las palabras de amor del mundo e irlas poniendo sobre mi piel?,

sin que lo supieras, has reblandecido el camino de cardos que era mi soledad.

Aún cuando, algunos días,
despiertes sin que nada te importe mucho;

(convencido que lo que tenga que ver conmigo cambia tus sentidos al reconocer tu brillo en lo que escribo),

pienso en el momento vital de quererte,
ahora que te observo, que escurro para ti…

…líquido deseo.

Foto:

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 222 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver