Identificarse Registrar

Identificarse

Índice del artículo

3 TRISTES TIGRES

CAPITULO I
(EN EL FUTURO)

*Alberto (alias Tico)


Ahora somos eso, seres tristes, poniéndonos viejos, separados, no he vuelto a hablar con las muchachas, Carola sigue trabajando en el bufete, y Daniela sigue con su taller y su galería en Valencia, me hacen falta, mucha falta, igualmente si volvieran ya no seria lo mismo, con 10 años más, con muchos kilos más, con toneladas de nuevos complejos y preocupaciones, quien iba a pensarlo, Alberto, ya tienes 32, Alberto tienes una esposa, Alberto, Alberto, Albertico........


Nuestro amigo sigue sentado dentro de su carro en el estacionamiento del edificio, pensando en como pasa el tiempo y los sucesos en él, como las notas que deja su esposa pegadas a la nevera con pequeños imanes de frutas, Alberto se da cuenta que el tiempo pasa, y que hay tantas cosas que hacer, y que su vida presente y futura se perfilan como caminos llenos de responsabilidades, preocupaciones, compromisos, donde se van apilando capas de grasa, en lo que antes era piel, músculo, hueso, como por cada cero en la cuenta bancaria, se va cayendo un centímetro cuadrado de cabello, como tenia que estrechar manos que no quería, sentarse frente a una computadora a administrar, a relacionar, en vez de escribir sus cuentos, definitivamente eso de Hacerse hombre, de ser un adulto con responsabilidades (verdaderas responsabilidades, casa, hijos y así hasta el infinito) no le parecía divertido, en lo más mínimo, ¿qué ha pasado con el Alberto trasnochador, "party Animal", "calavera", de La Católica? Pensaba sacando el reproductor digital último modelo del carro último modelo, cerrando la bóveda, y activando toda la serie de dispositivos necesarios, para poder tener un vehículo en Caracas, la metrópoli más peligrosa en el año 2010, Alberto triste, activa la alarma del ultimo Corolla modelo 2010 svx de Toyota, donde la comodidad, es de los más capaces.


Enciende un cigarrillo y camina descorazonado al ascensor.........

 

*Daniela (alias Flaca)

Daniela se despierta, luego de una noche de farra con una terrible jaqueca, el sabor de vodka Absolut, aun en la boca, lo normal es una mañana tranquila luego de una fiesta cosaca con vodka, pero este No es el caso de Daniela, que lo toma en grandes cantidades cuando se siente deprimida, (casi todos los días) enciende un cigarrillo y trata de no pensar en nada, imposible, siempre vuelve el mismo sueño, frunce el ceño al recordarlo, se viste con una de sus coloridas y largas faldas hindú, y se pone su franela de Cardenales de Lara, que esta ya a punto de romperse, camina descalza hasta la sala y comienza a buscar el teléfono inalámbrico por toda la sala, busca debajo del sofá, debajo de la Mesita para el periódico, nada, aun no puede encontrarlo, busca mas a la izquierda en los cojines del rincón ¡Bingo! hace una mueca de triunfo y marca un número, espera un tono, dos tonos............

-¿Aló?-- contesta Fabiola, aun con voz pastosa de sueño, una de las amigas de la universidad, estudió con ella en Caracas, pero se regresó a valencia, siempre habían sido muy amigas, eran compañeras de tragos y compartían uno que otro secreto.

-¿Aló RCTV? –Las dos ríen-- Mija, tan tarde y tú durmiendo, tengo que contarte, he estado teniendo un sueño loquísimo, súper loco, demasiado extraño—cuenta Daniela hablando muy rápido, haciendo un mohín, y jugando con su rizado cabello.

-¡Flaca! ¡Chama ya va! Habla más lento mira que son las 11 de la madrugada y no me he terminado de despertar—dice Fabiola estirando el brazo derecho, tratando de despabilarse--¿cómo es la cosa? Un sueño, ok, ya la agarré, es raro, perfecto, cuéntame pues, otra loquera de esas tuyas—preparándose psicológicamente, para escuchar una de las buenas de su amiga.

-¿Te acuerdas del exprimidor que había en el apartamento, sabes en el que vivía en Caracas con Tico y Carola?—Dice Daniela aun jugando con su cabello.

- Ay, ya tu vas a comenzar otra vez, llevas una semana en eso de puro hablar de ese sueño muchacha, además hasta cuando te digo que no me acuerdo del fulano exprimidor ese—se queja Fabiola, recordando lo mal que la pasaba las pocas veces que iba a visitar a Daniela, recordando los juegos psicológicos que le hacían y como se burlaban de ella porque no entendía sus chistes, ni sus profundas conversaciones de ¿qué harías sí ......?


-Sí fabi, si, porque me estoy preocupando, siempre lo mismo, como si volviera al apartamento, y está igual como era antes, bueno como lo teníamos—ríe entre picara y avergonzada, mientras al otro lado de la línea Fabiola arquea una ceja con expresión de fastidio—y estoy ahí pero como estoy ahora, o sea la Daniela de hoy, con treinta y un años, y todo me parece como si fuese ayer, es real, los colores, los olores, como cuando un sitio brilla ¿sabes?


-¿Qué incoherencia es esa amiga? ¿Estas bebiendo?, todavía es muy temprano—suelta Fabiola en tono burlón—mira que tu tienes una entrevista, no puedes llegar prendida.


-Chica que es en serio—dice ya con tono molesto Daniela—sigo con el cuento, estoy ahí y me siento súper cómoda, súper feliz, como si nunca me hubiese ido, entonces agarro unos limones de una cesta, los pico y escucho sonidos como de llanto, como sollozos, y en el sueño me imagino que son las niñitas del piso de abajo, no le paro y comienzo a exprimir los limones, cuando de repente, el jugo, la limonada, lo que le sale del limón chama, me dice como llorando y después gritando en un tubo, ¡No te vayas! ¡No me mates!, El líquido que sale del limón me grita eso, mientras sale de la fruta, De repente se abre una puerta, después hay como unas luces y ahí están los dos chama, Tico y Caro riéndose, y está todo lleno de sangre, sobre ellos y en las paredes, chama es muy horrible, toda angustiada, les pregunto que pasa, y cuando me van a decir, me despierto, de verdad no se que hacer chama—dice triste, intrigada Daniela.


-Mira, lo mejor para ti es que veas un psicólogo..............


-Bueno--ya cansada de que nadie comprenda su sueño—te dejo me voy a duchar para ir a la conferencia esa, chao Fabi.


-Chau.


Daniela está cansada, se desviste y va al baño, abre la llave del agua caliente, y se relaja, a mí lo que me hace falta es un novio, piensa, no un novio no, un compañero, que me comprenda y me respete, ahora por fin cuando puedo mantenerme, que no necesito un hombre que me arregle la vida, ahora si siento la soledad. Ok tengo este apartamentote, y puedo ir a rumbear cuando quiera, pero ya no hay nadie de mis tiempos, unos que otros pegados en la nota, igual se ven súper ridículos, nunca fueron farándula, a mi, a mi me ven como la adulta contemporánea rumbera que no halla en que botar la plata, es súper extraño, matarte tanto para "lograrlo", Ser una artista reconocida, que se vendan tus cuadros, refinar tus técnicas; Para al final, pensar: ¿y mis ganas?, ¿y mi rebeldía?, ¿mi inocencia?, bueno para que engañarme, mi juventud, me dicen que estoy igual pero no me siento así, ningún hombre se me acerca, es eso............

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 358 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver