Identificarse Registrar

Identificarse

 

A veces se me ocurre que muchos relatos de la literatura están basados en la mitología griega; como siempre, por mi curiosidad insaciable encuentro similitudes entre obras más o menos actuales y las clásicas, es el caso de La Bella y la Bestia que, en este caso se llamaron Afrodita, la diosa del amor, la más bella del Olimpo y Hefesto, el herrero de los dioses, el más feo, monstruoso y despreciado dios de las tinieblas. Como la historia de la bella ya la conté, ahora le corresponde el turno a Hefesto y es como sigue.

Hay dos versiones sobre el origen de Hefesto, el dios del fuego y la forja, así como de los herreros, los artesanos, los escultores, los metales y la metalurgia. Una dice que Hera, la mujer de Zeus, celosa y envidiosa porque su marido había parido a Atenea sin ayuda de pareja (le salió de la cabeza, ¿recuerdan?), pues ella también podía y lo tuvo, pero le resultó tan feo y cojo que le dio pena que lo vieran en el Olimpo y lo tiró desde esa altura al mar y, como siempre en la mitología alguien ayuda para que se cumplan los oráculos, las ninfas Tetis y Erinome lo adoptaron y lo llevaron a vivir con ellas en una gruta submarina. El cuento dice que le regalaron una fragua, y como mis lectores modernos tal vez no sepan que es esa cosa, es un horno con todas las herramientas para trabajar el hierro y otros metales. También hay, digamos una más pequeña que usan los joyeros pata elaborar sus joyas. Aquí se me viene una pregunta que nadie ha podido responder: ¿cómo hicieron nuestros indígenas para fabricar esas bellezas que están en los museos? Digamos que Hefesto les ayudó.

La otra versión del nacimiento de este feo es que Hera si se dejó ayudar de Zeus, su marido, en una de tantas reconciliaciones y el niño nació bonito y sin defectos pero, como esta vieja era tan celosa y jodona en una de tantas peleas con el mujeriego de su marido este agarró al muchachito de una patica y lo aventó para el carajo (no se donde queda pero así dicen para significar que está lejos); yo creo que muy lejos porque duró cayendo varias horas, desde la mañana hasta que ya al anochecer aterrizó en la isla de Lemnos y se fracturó las dos piernas (en esta segunda versión nació sin defectos) y así quedó para toda la eternidad porque nadie quiso llevarlo de urgencias al hospital y el pobre no tenía carné del seguro social.

En esta versión no dicen como fue que aprendió joyería y otras Artes porque hasta inventor era este dios de los feos, que resultó casado con Afrodita, o Venus según los romanos, la Miss Universo de los dioses, la linda, la preciosa. Pero estoy un poco enredado y me toca repasar mis lecciones de mitología. Les dejo el chisme en este punto y la próxima les cuento el resto.

Edgar Tarazona Angel

 

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 213 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver