Identificarse Registrar

Identificarse

Sobre la torre, que se elevaba altiva al cielo, se podía ver, una hermosa campana dorada, con artísticas filigranas, hechas por las manos de algún orfebre amante de su oficio, y su sonido tan plañidero, que penetraba hasta el alma de los habitantes del lugar, y era su orgullo.

El campanero, hombre simple y callado, cumplía su misión, sin fallar, tirando del largo cordel, que unía sus manos con el maravilloso sonido.

Un día, decidió subir a lo alto, ya que las aves habían llenado de nidos la misma, para ver, que nada entorpeciera su trabajo, y así, peldaño a peldaño, llegó hasta allí, y comenzó a revisar, cuando la brisa que acunaba la campana, le trajo el susurro de una voz, tenue que decía....ay soy TANnnnn hermosa... mi sonido es TANnnnn maravilloso,.. soy TANnnnnnnn...y al instante comprendió, que la campana había enfermado de orgullo.

Decidió dar una lección a la orgullosa, y acercándola, quitó de su interior el grueso y tosco badajo, y con él, descendió.

Al día siguiente, los habitantes comenzaron a extrañar el sonido habitual, y dejando sus tareas, se fueron reuniendo al pié de la torre, y llamaron al campanero, diciendo que era él culpable de aquel silencio.

Cuando todos se encontraban allí, el hombre salió con la tosca pieza en la mano, y dijo a los que se habían reunido, mirando moverse la campana, sin que brotara sonido...

-Ven este tosco trozo de metal rústico y sin belleza aparente, éste es el artífice de arrancar los sonidos maravillosos, pero su vista solo estaba en la campana y como enfermó de orgullo decidí curarla, y diciendo esto de nuevo subió con la imprescindible pieza para ponerla en si sitio ante el silencio de todos.

Como le pasó a esa campana, así le pasa también a los hombres que creen ser únicos y maravillosos, cuando en realidad detrás de ellos, siempre hay alguien que no tiene generalmente su belleza, pero que los dota del maravilloso don de vivir.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 165 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver