Identificarse Registrar

Identificarse

   Más tarde visitaré el viejo café; apenas si he dormido, -quién es esa que mira expectante?, se ve pálida, ojerosa, algo de ansiedad en su mirada que descarada sostiene mis ojos... los espejos no entienden de sutiles mentiras-qué!! va. Intuyo noches desnudas, susurros entrecortados, soledades, silencios y libertad bajo palabra no dicha.

   Despierto abrazada, amada, liviana, reiniciada, re-escrita; sus ojos iluminando mi alma, memorizando; su boca bebiendo mi razón, ahuyentando culpas. En mi corazón una oración: "ningún argumento resiste la humedad lasciva de dos soledades, de dos aromas que convergen al amanecer"-.

   Me ducho, dejo un beso en la dulzura de su boca entreabierta, otro en la almohada por si le hace falta; me visto de soledad, hilo de libertad y en mi corpiño la certeza de encontrarte en aquel viejo café.

Namid Amador
(Marzo 23 de 2.009)

 

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 220 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver