Identificarse Registrar

Identificarse

 

Las costumbres se imponen por el uso de la mayoría que, por lo general, son dictados de la moda y el comercio por medio de la publicidad, pero, ¿qué tienen que ver estos dos colores con el sexo de los bebes y los niños pequeños? Por una invitación a un evento moderno llamado Baby Shawer o algo así, la tarjeta venía de color rosado y eso me hizo reflexionar y buscar respuestas que les comparto y claro, pueden encontrar otras explicaciones.

La verdad es que hasta el siglo XIX no se encuentran preferencias por uno u otro color en la ropa de los niños; los vestían con las telas y ropa que tuvieran a la mano, con blanco o incluso negro y se usaban materiales más pesados como el terciopelo, el cambio de gustos se da desde principios del siglo XX y al principio este gusto de los colores rosado y azul pastel era a la inversa, como quien dice los niños de rosa y las niñas azules.

¿Cuál era la razón? El rosa se asocia al rojo, color de la sangre, inspira fuerza, valentía y otras actitudes muy varoniles, mientras que el azul recordaba el cielo, el mar en calma y si se buscan cuadros de la Virgen María, por lo general los mantos que la cubren son azules. Pero todo cambió más o menos desde la Primera guerra mundial cuando los soldados de la marina estadounidense empiezan a usar chaquetas azules que con el tiempo se popularizaron en uniformes militares y de policía (aunque el color preferido era y sigue siendo el verde) y todavía no era el azul clarito.

 

Veamos una nota histórica: “El uso del azul para niños fue extendiéndose poco a poco, pero cercanos a los años 30 encontramos que la mayoría de los centros comerciales de Estados Unidos seguían identificando el color rosa con los varones y no con las niñas. Entonces, ¿cuándo es que se comienza a extender como una plaga la asociación femenino-rosa/masculino-azul? Sorprendentemente no es hasta los años ochenta que la publicidad, los fabricantes y la sociedad cambia radicalmente en su categorización de estos colores por géneros, también es este momento en el que se comienza a usar las tonalidades más suaves en la ropita, tendiendo a utilizarse tonos pastel y cuando se empiezan a comercializar a grandes niveles juguetes diferenciados por sexos y colores, ¿quién no asocia el rosa con Barbie y el azul con Playmobil?”

 

“Podemos concluir entonces que las diferencias de colores por géneros son una cosa relativamente moderna y totalmente arbitraria dependiendo del mercado y la publicidad, suponemos que no os hemos descubierto nada nuevo, pero nos parecía importante dejarlo claro.”

Claro que esto de vestir los bebés y los infantes con rosado o azul no es para todos los estratos. Los pobres recurren a lo que tienen al alcance de la mano y el bolsillo. Además, hay personas a quienes esto de las modas las tienen sin cuidado. Conozco varias.

Edgar Tarazona Angel

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Grupos

Aprobación
5 Usuarios
Abierto
3 Usuarios

Están en línea

Hay 211 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver