Identificarse Registrar

Identificarse

Solo cuando la brisa de su aliento pronuncia mi nombre.
Solo allí recuerdo que no estoy solo,
que tanto dolor es posible soportar,
es entonces cuando siento que Dios aun me mira;
En aquel instante parece amanecer de nuevo,
las rosas florecen otra vez.
La lluvia nos bendice tiernamente.
Tus labios que solo han pronunciado mi nombre
queman los míos de un solo roce.
Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 265 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver