Identificarse Registrar

Identificarse

Atrapado en una telaraña
como una mosca
aleteando,
en un delirio frenético,
me debato con toda mi furia,
escupiendo mi rabia y mi torpeza,
mientras se acerca,
lenta e inexorable,
la realidad cotidiana
a inocular su veneno.

Esa araña silenciosa
nos circunda y nos envuelve
con sus finas hebras
de sórdidas mentiras,
y mientras aguanto mi agonía
un día mas,
la locura se apodera de mis células.

Todo se oscurece,
se desvanece ante mis ojos,
mientras una sombra
se acerca sigilosa
y despierto
lleno de sudor
cuando siento
caer de un salto
a mi gato,
y su mirada,
atravesándome incisiva.
Por favor comparta este artículo:
Pin It

Lo más leído

Están en línea

Hay 183 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver