Identificarse Registrar

Identificarse

Siempre compraba la lotería los días miércoles y sábado, sin falta, por costumbre de muchos años. Y nunca ganaba, pero se decía que tarde o temprano debía acertar las cuatro cifras del premio mayor.

Tanto insistió que antenoche cayó el número que había comprado y se enteró al ver en uno de los expendios de lotería y apuestas el resultado. No podía creerlo y miró varias veces el pedazo de papel para comprobar que era cierto y lo guardó en el bolsillo de la camisa.

Muy contento, pero sin contarle a nadie emprendió camino a su casa y empezó a llover. Llegó mojado, se cambió de ropa y colgó la camisa y el pantalón mojados de una cuerda en el balcón para que se secaran cuando saliera el sol.

La lluvia aumentó hasta convertirse en una tormenta con rayos y truenos y se formó un torrente que arrastró de todo, entre otras cosas la ropa que estaba en los balcones y la camisa con el billete de la lotería.

Edgar Tarazona Angel

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Están en línea

Hay 329 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver