Identificarse Registrar

Identificarse

Índice del artículo

Cerradura.
 
Clara noche en que la quimera sale a tentar a los viajeros
Provenientes del desierto;
Y la farola anuncia un próximo destino del cual
Ambos sabemos lo que vendrá
 
Así nos acercamos lenta pero osadamente;
Percibo miedo en tu complexión,
Me detengo y sacó de mis ropas vinagre para
amargarnos el deseo
De nuestra hambre
 
De esa forma cada vez estamos más cerca y encontramos
Una cerradura a la cual le concibo aires de gloriosa:
Mis miles de ganzúas no sirven para abrirle,
Y a las palabras mágicas; parecieran no hacerles caso
 
Entre toda esa ansía por abrir la cerradura,
Tomas mis manos y las conduces hasta adentrarme
En el lugar donde varios quisieran estar;
Palabras y llaves fallaron más un deseo fue sincero,
Pero pienso y siento que éste no es mi lugar;
Hoy estoy en el hogar de alguien más,
Mientras disfrutamos la noche en que la quimera
Despierta olvidos y nos hace tan conocidos
 
Ese es el momento preciso para dejar mis ropas y ponerlas
Ante el fuego del deseo: seco, lento, obsoleto, grosero, sincero
 
Levanto la vista y parece que ella conocía el síntoma;
Cierras la puerta de manera violenta, el fuego cálido se ha esfumado
Y ahora queda calentarnos con nuestros cuerpos;
Se presenta mi pregunta y me das la respuesta abrupta
 
Y ya no puedo escapar, no puedo renunciar; pues me estoy
Muriendo en sus brazos,
De nuevo conduce mis manos y abrimos la cerradura donde
Encerrábamos a los demonios más entrañados: marcados, extraños, obstinados,
Estancados
 
Al final ni una palabra, ni una llave fue tan suficiente
Para abrirle al deseo frío de estar vivo;
Te acercaste y tocaste mis entrañas, mis marcas y hoy tengo una tuya;
Aquella que me faltaba,
Cicatriz de pasión y dolor; mientras saboreo el momento en que los olvidos
Se hicieron tan conocidos
 
Noche en que la quimera abrió la puerta y dejo entrar al peregrino en turno;
Dejándolo ahogarse en fluidos corpóreos y tomando la cama del hombre de la casa,
 
Y el sol se asoma; es tiempo de dejarme ir, mientras bebo
El último néctar de tu dulce sangre
 
Esperando regresar hasta otra noche en que el anhelo se vuelva desenfreno,
Y recuerda bien dulce mujer; esta vez no fue nuestra última de querer;
Agradezco al demonio que tentó algo entre nosotros y motivó
Al peregrino a ser presa de tus telarañas.

 
Cádiz.
 
Bendito sea tu creador,
Consagrado el santo que se hace llamar tu amo;
Cádiz que derrama fuego cuerpo siempre bello
 
Postrado ante tal virgen, rezando por milagros llenos de celo,
Así maldigo a tu amo, aquel a quien a los dos nos hace esclavos;
Esclavos de una simple trasgresión, de algo tan prohibido pero
Siempre visto
 
Rezando, buscando el punto exacto de llamar a tal fijación excitación,
Colocado junto al púlpito de nuestras culpas,
Donde entregamos el alma a la dulce sabía
 
-Procurar tenerte virgen fértil-
pero existe una separación, un puente que bloquea al sexo
y ante ponerlo para callar al que dirán
 
-¿Pero por qué es él el afortunado?,
¿Por qué dice ser tu amo?,
¿es acaso qué te ha cuidado por tantos años?,
Y tienes miedo de desafiarle, estás dispuesta a sacrificarte privándote
Del enternecimiento por el cual ambos nos encontramos sufriendo-
 
Cádiz de un cuerpo siempre bello,
Quisiera beber de su grial, beber de la fuente que emana todos mis latidos,
Afortunado el amo a quien el creador te ha encomendado;
Mientras replicó aquellas oraciones que mi Madre enseño,
Tratando de hacer un milagro y así entregues una señal aun a sabiendas de qué
Está pueda ser inmoral
 
-¿Pero qué hacer ante esa lascivia?; maldita lascivia que nos lastima,
Bendita virgen cuyo Cádiz altera mi ritmo cardiaco
Y postra a mi cuerpo a ser víctima del flagelo,
El cual me es otorgado por tu dulce amo,
A cambio de estar postrado unos segundos ante tu imagen,
Por rezar a la advocación que mi madre me enseñó;
Y lo sé muy bien virgen fértil, estoy pagando la tentación de llamar a lo nuestro
Amor,
Cádiz que derrama fuego cuerpo siempre bello.

Grupos

Aprobación
5 Usuarios
Abierto
3 Usuarios

Están en línea

Hay 351 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver