Identificarse Registrar

Identificarse

Índice del artículo

Ángel y Wonka tienen como tarea escribir un cuento en ingles. Pero no les será fácil. A lo largo del día y de los años se toparán con las más diversas aventuras que los retrasarán en su meta de terminar su secundaria, aventuras como sacar a la venta sus propios discos, ser parte de la selección nacional, entre otras cosas.

1. La tarea de inglés

Un día como cualquier otro Juanito Pérez salió a jugar con sus amigos fútbol. En cuanto empezaron a jugar se les ponchó su balón y todos dijeron:

– ¡NO ME CHINGUES! Ahora qué vamos hacer.

–Yo tengo un balón en mi casa; si quieren lo voy a buscar- dijo Juanito.

–¡SÍ, APÚRATE!– le gritaron todos.

Juanito corrió y corrió y de repente a lo lejos vio tres cerditos paleando con un lobo feroz. El lobo feroz les estaba ganando pero de repente llegó caperucita roja y ayudó a los cerditos. Juanito no creía lo que había visto, pero en realidad Juanito no vio ni madres porque se cayó metros después en que empezó a correr. En eso llegó Wonka con un balón y les dijo: “¡miren mi balón!”.

–Préstanos tu balón, no seas culero

–Todos empezaron a decir pero él no quería dárselos.

–Qué maricón eres; nos das tu balón o te rompemos la madre–

Y Wonka decidido a dárselos por su salud, aceptó. Pero les dijo que tenían que jugar con él. Wonka era chingón jugando fútbol y les estaba dando trapo, y todos se enfadaron porque no le podían quitar el balón y empezaron a patear a Wonka pero ni así le quitaban el balón. Todos estaban decididos a romperle la madre. En eso llegó Ángel.

–Vamos a hacer el cuento de inglés o nos van a tronar–le dijo Ángel a Wonka.

Wonka no tuvo más remedio que agarrar el balón e irse con Ángel a terminar el cuento. Ya se estaban yendo cuando les habló Paty y les dijo que si querían ir a casa de Karen. Ángel y Wonka como son muy estudiosos le dijeron:

–Vamos, no hay pedo. Agarraron sus cosas y fueron a casa de Karen. Cuando llegaron Wonka prendió la tele y se puso a ver Dragon Ball y Ángel empezó a hacer bromas por teléfono.

–¿Aquí lavan ropa?–preguntó Ángel.

–No– contestó la del teléfono.

Así que Ángel le dijo “pues que cochinos” y todos empezaron a reír. Después, Ángel le recordó a Wonka que había que hacer el cuento de inglés que había dejado la maestra más hermosa del mundo; se encaminaron a casa de Ángel cuando les habló Nacho.

–Oigan– les dijo –vamos a jugar Rock Band.

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 347 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver