Identificarse Registrar

Identificarse

Índice del artículo

CASA DE LA FAMILIA DEL PINO
PASEO DE LA REFORMA No. 675
COL. LOMAS DE CHAPULTEPEC
9 DE JULIO DE 2000
05:45 HORAS


Salí del baño que está en mi habitación. Me apliqué mi desodorante para no apestar. Me puse perfumito y me vestí con ropas sport. Es cierto, ha pasado el tiempo y apenas me animé a escribir. Fui a la oficina de mi papá en la planta baja, encendí la computadora y revisé mi correo electrónico, teclee mi dirección que es Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y di mi contraseña, no encontré nada. Esperaba estúpidamente un mail de mi ex. Finalmente, y aceptando las cosas, me dediqué a analizarme pues reprobé dos materias, para variar Introducción a la Comunicación 1 y Perspectiva, ¡Qué poca madre! Me acuerdo y hasta me duele la cabeza. Cuando me estaba bañando recordé a Fernando, pero mi mente, como una especie de candado, interpuso su imagen con la presencia de la tal Clara. Entonces recordé mis lecciones de Sociología, en el que analizamos a las familias mexicanas, ahí saqué diez, ¡Qué curioso! Al hombre se le enseña a perder sus sentimientos, a vivir creyendo que es el número uno, el único ser del planeta que debe hacer valer sus deseos. El hombre no es un ser humano, se le enseña a crear un comportamiento de vida ideal, no se le enseña a ser libre. Al igual que a las mujeres, cuyo destino fatídico es servirle al hombre, según la tradición mexicana, ¡y conste que dije tradición mexicana!! Al hombre se le exige un comportamiento machista en su relación. ¡Y, claro! Ello sin contar la participación directa de la madre, quienes juntos forman una cruel relación de madre-culpa-hijo-culpa-madre, en el único y fuerte sentido de su libertad. Hay quienes no se dan cuenta que los hijos y las hijas, tenemos derecho a ejercer nuestros derechos, como estudiar lo que queramos, ¡lo que queramos! No lo que los padres o el abuelito quiera, porque suele suceder que si el padre estudió veterinaria, el hijo forzosamente debe, por tradición, estudiar lo mismo. Y también suele suceder que si los hijos acatan lo anterior, se formaran profesionistas frustrados y neuróticos. A los hijos, como a Fernando, su padre le proyectó una masculinidad de forma machista, y por ende equivocada, lo que ocasionó que vacilara en torno a su identidad sexual, aunque él se había aceptado tiempo atrás. ¡Y, claro! Dio como consecuencia una competencia entre sus hermanos. ¡Ah, que cosas! Bueno, son las seis de la mañana con quince minutos, tengo que ir a la cocina para desayunar e irme a la escuela. Tengo que echarle ganas a esto. Debo aprobar a como de lugar. Tomo mi mochila y apago mi computador. Salgo de la oficina de mi papá y me dirijo a la cocina. Creo que se estarán preguntando lo mismo que yo, ¿Tengo novio en este momento? La respuesta es fácil, no. Aunque acepto que tengo revistas gays, pero quiero olvidar lo que me pasó, porque todavía recuerdo lo que ese puto me hizo. Tengo en mente muchas metas que quiero realizar.

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 228 invitados y ningún miembro en línea

Temas populares

No se han encontrado etiquetas.

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver